El mismísimo diablo. Así es como se ha visto al café durante muchos años. ¿Por qué? Porque alrededor del mismo se han generado una amplia cantidad de falsas creencias, algunas motivadas por falta de información y otras, probablemente, por intereses económicos de otros sectores.

Hoy queremos hablar de algunos de esos mitos o creencias que se han generado alrededor del café y que, o bien son falsas o no son ciertas del todo.

Estoy segura de que algunos te van a sorprender, así que te invito a que sigas leyendo este artículo y al final del mismo comentes qué te ha parecido y lo compartas entre tus amistades para que, poco a poco, contribuyamos a eliminar esas falsas creencias que se han asentado en la sociedad y que impiden que la gente disfrute de los numerosos  beneficios del café.

5 falsos mitos sobre el café

  1. El café provoca insomnio. Es uno de los más extendidos que existen. Sin embargo, se ha demostrado que el cuerpo, al igual que absorbe la caféina muy rápido, la expulsa de la misma manera. Por esta razón, tomar de 2 a 3 tazas de buen café al día no te generan ningún problema a la hora de conciliar el sueño. Eso sí, si lo tomas una hora antes de acostarte, puede empeorar la calidad del mismo.
  2. El café estresada. Seguro que has escuchado más de una vez «el café me pone como una moto», sin embargo, se ha demostrado que el café no hace que te sientas nervioso o estresado; todo lo contrario. El café es el encargo de bloquear la producción de adenosina en el cuerpo, que es un calmante natural para el estrés. Lo que sí que hace el café es activar la mente.
  3. El café provoca hipertensión. En este caso también hablamos de un falso mito a medias. Si bien es cierto que el consumo de café aumenta la tensión arterial, tomado de manera moderada no provoca hipertensión, gracias a los antioxidantes presentes en el café.
  4. El café engorda. Todo lo contrario. El café solo contiene una sustancia termogénica que activa el metabolismo, ayudando a quemar grasas, además de reducir el apetito. El problema viene por la cantidad de azúcar o edulcorante que echemos al café, así como a la cantidad de leche (especialmente si es entera) que añadamos; sin olvidar la bollería u otros acompañantes que asociamos a cuando tomamos café.
  5. El café deshidrata. Un estudio elaborado por la Universidad de Conneticut, en Estados Unidos, ha demostrado que es falso que el café deshidrate, mucho más teniendo en cuenta que uno de los ingredientes principales del mismo es agua.

5 beneficios de tomar café

Debido a la divulgación de falsos mitos que se han generado sobre el café, hay muchas personas que han dejado de tomarlo. Por esta razón, queremos recordar algunos de los beneficios que se están perdiendo por no tomarlo:

  1. Protege contra la diabetes tipo 2. Un estudio realizado en la Universidad de California, en Estados Unidos, ha demostrado que las personas que toman café de manera moderada tienen un 11% menos de posibilidades de sufrir diabetes tipo 2.
  2. Reduce las posibilidades de sufrir cáncer de hígado. En concreto y según un estudio del Istituto di Ricerche Farmacologiche Mario Negri (Italia), consumir 3 tazas de café al día reduce en un 50% las posibilidades de sufrir esta enfermedad.
  3. Es bueno para el corazón. Tal y como informan desde la Fundación Española del Corazón, tomar 3 tazas de café al día reduce en un 50% las posibilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares, gracias a los antioxidantes que el mismo aporta a nuestro organismo.
  4. El café mejora tu estado de ánimo. Según un estudio de la Universidad de Harvard, las mujeres que beben entre 3 y 4 tazas reducen drásticamente los niveles de depresión y también ayuda a reducir las tasas de suicidio.
  5. El café mejora tu rendimiento intelectual. La caféina ayuda a reducir los niveles de cansancio y activa la mente, por lo que también mejora la memoria. De ahí que, al igual que el té verde, el café sea uno de los productos naturales más recomendados a la hora de reducir o frenar las posibilidades de sufrir Alzheimer.

Y tú, ¿eres de los que disfruta del café y sus beneficios o te has dejado llevar por las falsas creencias? Espero tus comentarios abajo. Y si te ha gustado este artículo, será para nosotros un placer que lo compartas en redes y nos menciones.

¡Hasta el próximo post!